consumomínimo·ECO

Hoy hablamos de la regla

¡Buenas! ¿Cómo van esos propósitos? La entrada de hoy tiene mucho que ver con uno de los que yo me he propuesto este año: reducir el plástico utilizado y lo estoy consiguiendo 💪

¿Has pensado alguna vez en cuantas compresas y tampones utilizas a lo largo de tu vida?

10000 aproximadamente… A esto tenemos que añadir envoltorios, aplicadores y demás accesorios de plástico que tardan unos 300 años en degradarse.

Y no solo eso, tampones y compresas contienen multitud de productos tóxicos como el asbesto y la dioxina, dos productos cancerígenos; y el rayón, que si se queda dentro puede producir el Síndrome del Shock Tóxico.

Estos productos han formado parte del desarrollo y fueron grandes inventos que mejoraron y facilitaron la vida de las mujeres hace unas décadas. Pero ahora seguimos desarrollando nuevos productos, con otros principios, más preocupados por nuestra salud y el medio ambiente y encontramos otras opciones:

  • Compresas de tela: yo las he descubierto hace muy poco y me han encantado. Tienen muchas ventajas en comparación con las convencionales: no irritan, son muy cómodas (no se notan), no generan ningún residuo y te pueden durar hasta 4 años por lo que además, ahorras. Como desventaja, si estás en la calle tienes que guardarla en una bolsa cuando te cambias y lavarla cuando llegas a casa. Precio medio: 10-12€ aprox.

  • Copa menstrual: entre las ventajas que encontramos, es una copita de silicona hipoalergénica con mayor capacidad que un tampón. No absorbe, por lo que no genera irritación. Una vez utilizada, se limpia (se hierve) y se guarda hasta la siguiente vez. Entre los inconvenientes que yo he encontrado: no es fácil de poner, por lo menos la primera vez, ¡así que paciencia chicas! Por otro lado, si te tienes que cambiar en algún sitio público, la extracción, tampoco es sencilla. Precio aproximado: 20-25.

  • Tampones y compresas ecológicas: como las convencionales pero sin dioxina ni pesticidas. Las podemos encontrar en algunas tiendas BIO y el precio ronda los 4-5€.

Por experiencia, creo que son una buena alternativa a lo que ya conocemos pues las ventajas son notables en muchos aspectos. Y para disminuir las desventajas, podemos intercalar con los productos ECO.

Yo he comprado los productos en Tres Amapolas, una empresa extremeña creada por mujeres, en la que a parte de recibir un buen producto casi al día siguiente de pedirlo, he recibido un trato humano excepcional. Se nota que creen en lo que venden y eso es básico para que yo confíe en un producto.

http://www.tresamapolas.es

Si a través de este post, reducimos de 10000 compresas a 5000 o menos, yo estaré encantada. ¡Feliz fin de semana!

(Cualquier pregunta, recomendación, critica, duda y ¿por qué no? ¡Piropo! Lo podéis dejar en los comentarios 😉)

Anuncios

8 comentarios sobre “Hoy hablamos de la regla

  1. Interesantisimo!! Yo hace pocos meses que me cambié a las ECO, y para mi ha sido una buenisima experiencia. Ahora quiero probar la copa! Ya que las de tela no me llaman mucho la atención!!!
    Me encanta el blog! Enhorabuena!

    Me gusta

    1. Gracias Vicky!
      La copa está muy bien, pero hay que acostumbrarse a ella, al principio cuesta un poquito.
      En cuanto a las compresas, aunque sean de tela, por dentro tienen más materiales que hacen que sean como cualquiera de las que utilizas ahora. Es decir, que no te vas a manchar, ni las notas, no hay olores..
      Un besote!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s